Entre Aloña y Azkorri

Tito Pueyo-k sortua, 2004, urtarrila 21 - 01:00
Zailtasuna Zaila
Lurraldea Gipuzkoa
ABIAPUNTUA Santuario de Arantzazu
Lotuta »Artzanburu (mendi)
Gora-behera-
Luzera-
Iraupena4:00 - 5:00
Alert

Guk ezin dugu ziurtatu ibilbide hau zuretzako egokia denik, ez eta zuzen azalduta dagoenik ere, arduraz jokatu ezazu. Ibilbide hau egiten baduzu, esaiguzu mesedez egokia den ala ez, zer zailtasun topatu dituzun, zein zuzenketa egingo zenituzkeen e.a. oharra jarraian erantsiz

El Artzanburu (1.368 mts.), enclavado entre las sierras guipuzcoanas de Aloña y Aizkorri, es un gran mirador de éstas y su ascensión resulta muy agradable discurriendo por muy diversos y bonitos parajes.

POR ARANTZAZU

Por la izquierda del Santuario de Nuestra Señora de Arantzazu llegamos hasta el bar Milikua donde -a su izquierda- nace una cuesta hormigonada que nos lleva hasta una pequeña torre de piedra de conducción eléctrica tras la cual confluimos con un camino hormigonado que -por la izquierda- lleva a una ermita donde comienzan las marcas rojas y blancas.

Tras la ermita tomamos una pista terrosa que llega a un hayedo donde, más arriba, la pista se bifurca a la altura de un gran roble. Tomamos por la izquierda.

El camino nos lleva hasta las inmediaciones de las bordas de Duru. Poco antes de llegar a ellas, cuando las divisamos a nuestra derecha, llegamos a una bifurcación, tomando (¡ojo!) por la izquierda aunque esté marcado con un aspa roja y blanca (camino erróneo). A partir de aquí perdemos las marcas.

Por este atajo enlazamos con una pista de gravilla siguiéndola por la izquierda. Más adelante (¡ojo!) la abandonamos para desviarnos por un camino de tierra que nace a la derecha (hito de piedras). Por éste llegamos a un amplio collado donde divisamos la atractiva y picuda silueta del Akaitz (1.312 mts.).

Al llegar al collado nos dirigimos hacia dos solitarios árboles al borde de una pista de piedrilla que tomamos por la derecha hasta llegar -al de un rato- (¡ojo!) a una gran bifurcación donde proseguimos por la que desciende (derecha) y que nos llevará hasta el curioso refugio metálico de Eskista, nuestro siguiente objetivo. Señalar que desde esta bifurcación ya vemos el Artzanburu: se trata del último a la derecha, mitad rocoso, mitad herboso.

AL COLLADO DE BIZKORNIA

En las inmediaciones del refugio parte una pista pedregosa (marca) que nos llevará hasta el collado de Bizkornia. Antes llegaremos a una fuente. En el collado, a nuestra izquierda, el Arriurdin (1.284 mts.) y a la derecha Artzanburu.

En este collado existe un poste con unos pequeños carteles indicadortes metálicos.

La siguiente referencia es de suma importancia. En las faldas del Artzanburu observamos un perfecto sendero que transcurre paralelo a su pared rocosa. Hemos de situarnos justo en su inicio pero ¡no tomaremos por él! Hemos de fijarnos en una cercana roca sobre la cual existe una muy difuminada flecha blanca que nos indica el camino correcto. Tomando esa dirección el camino rocoso ya es más claro llegando a una clara indicación sobre otra roca: flecha amarilla con la inscripción "Artzanburu".

LAPIAZ CIMERO

Siguiendo esa dirección se inician las marcas amarillas, y más tarde rojas, que nos guiarán por el precioso caos de roca y hierba de esta montaña. Seguirlas con atención pues nos ayudan en gran medida.

Ya en las cercanías de la cumbre, las rocas calizas lo invaden todo. Por ellas llegamos a la cumbre presidida por una rana (de las de meter fichas por su boca) del club Txantxikutxoko de 1942, una pequeña cruz y un buzón sin placa, además de vértice geodésico. Las vistas son magníficas. La sierra de Aizkorri se muestra en toda su plenitud así como la de Aloña, Elgea-Urkilla, etc.

L A C O T A

ACCESO: Santuario de Nuestra Señora de Arantzazu (Gipuzkoa).

COMO IR: En Oñati (Gipuzkoa) tomar la carretera señalizada a Arantzazu donde, en el amplio aparcamiento del Santuario, dejamos el coche.

CARACTERISTICAS: 1h.45m. de ascensión, aproximadamente. Ruta sostenida pero sin grandes repechos. Bien marcado aunque las marcas, a pequeños tramos, se pierdan. Preciosos entornos.